martes, 20 de febrero de 2018

¿Hispanoamérica, Iberoamérica o América latina?


Aunque no lo parezca, existen diferencias entre los términos Hispanoamérica, Iberoamérica y América latina: el primero designa el conjunto de países americanos de lengua española; el segundo, el conjunto de los países que tienen lenguas de la península ibérica, o sea, el español y el portugués; el último, el conjunto de los que hablan lenguas de origen latino, que en el continente americano son el español, el portugués y el francés.

De todas maneras, hay que destacar que estos términos no son excluyentes entre sí, sino todo lo contrario; América latina incluye Iberoamérica que, a su vez, incluye a Hispanoamérica; por lo tanto, es válido llamar latinoamericanos a los hispanoamericanos.


viernes, 2 de febrero de 2018

Recordar / acordarse de. Recordarle algo a alguien


Los verbos recordar y acordarse de son sinónimos. La diferencia entre ambos es sólo de forma: acordarse de es pronominal y se construye siempre con la preposición de:

Recuerdo aquellas vacaciones. = Me acuerdo de aquellas vacaciones.

La expresión recordarle algo a alguien es causativa, es decir, el hablante hace o produce un efecto sobre el oyente:
Le recordé que tenía que tomar el medicamento.
Le hice recordar que tenía que tomar el medicamento.

miércoles, 31 de enero de 2018

Los verbos oír y escuchar


Estos dos verbos, que muchas veces se usan como sinónimos, tienen una marcada diferencia entre sí. Oír equivale a “percibir con el oído los sonidos”, mientras que escuchar es “aplicar el oído para oír”. 

Por lo tanto, se puede oír sin escuchar, como cuando alguien dice como quien oye llover, o sea que no presta atención. Pero una persona que está hablando por teléfono, no debe decir habla más alto que no te escucho, debido a que es evidente que ella está escuchando, pero lo que sucede es que no oye, así que debe decir habla más alto que no te oigo.

jueves, 25 de enero de 2018

Conectores condicionales


El conector condicional tipo es si, pero hay otros, también muy utilizados.

1) Conectores que se utilizan en el período real

Con tal que, siempre que, siempre y cuando, mientras, como + subjuntivo,
 en caso de (que) + infinitivo o subjuntivo:

Te lo presto con tal que / siempre que / siempre y cuando me lo devuelvas.
En caso de llegar temprano, te llamo / En caso de que llegues temprano, llámame.
Como no te cambies de ropa, no te llevo. (Como + subjuntivo suele utilizarse con valor de amenaza).

2) Conectores que se utilizan en el período hipotético

Siempre que, siempre y cuando, se acaso + imperfecto de subjuntivo, de / en caso de + infinitivo:

Siempre que lo supiera, te lo diría.
De / en caso de saberlo, te lo diría.

De + infinitivo tiene carácter naturalmente hipotético, por lo tanto, no puede construirse en contextos condicionales genéricos, como por ejemplo: Si hace mucho frío, las plantas se mueren.

3) Conectores que se utilizan en el período irreal

Si acaso + pluscuamperfecto de subjuntivo, de + infinitivo.

Si acaso hubieras podido traerlo, ¿lo habrías hecho?
De haber sabido que necesitabas el libro, te lo hubiera traído.

Expresión de la condición sin conector

Suele aparecer en contextos genéricos y la oración conforma un período real:
Viajando en tren, se disfruta mejor el paisaje.

Período disyuntivo
Llamado así porque se usa el coordinante o:
Carlitos, o te bañas o no te dejo mirar la tele.
Lo que equivale a decir: Si no te bañas, no te dejo mirar la tele.

Preposición con + infinitivo
Admite los tres períodos:

Con decirlo, no perderás nada.
Con decirlo, no perderías nada.
Con decirlo, no hubieras perdido nada

Como si
La expresión como si implica una situación hipotética o irreal con significado comparativo, por eso pide modo subjuntivo, imperfecto para el presente y pluscuamperfecto para el pasado:
Se quieren como si fueran hermanos.
Se amaron como si hubieran sido hermanos.

miércoles, 24 de enero de 2018

Tipos de oraciones condicionales


Hay tres tipos de oraciones condicionales básicas encabezadas por la conjunción si que expresan diferentes períodos hipotéticos.

Oraciones condicionales del primer tipo
Estas oraciones expresan una condición de realización posible. La oración principal se refiere a un hecho real, futuro y probable.

Si + presente del indicativo + presente del indicativo
Si vienes temprano, cenamos juntos.

Si + presente del indicativo + futuro perifrásico (ir + a + infinitivo)
Si vienes temprano, vamos a cenar juntos.

Si + presente del indicativo + futuro imperfecto del indicativo
Si vienes temprano, cenaremos juntos.

Si + presente del indicativo + imperativo
Si necesitas cualquier cosa, llámame.

Oraciones condicionales del segundo tipo

Si + pretérito imperfecto del subjuntivo + condicional simple
Si vinieras temprano, cenaríamos juntos.

Se utiliza esta construcción para expresar una condición futura de realización poco posible o una condición presente de realización imposible. Por ejemplo, en la oración:
Si mañana vinieras temprano, cenaríamos juntos,
la condición tiene un valor temporal futuro y es de difícil cumplimiento (porque él trabaja mucho, porque es impuntual, porque nunca viene temprano, etc.).

En el caso de:
Si mi abuela estuviera aquí, estaría feliz,
la condición que se expresa es presente pero imposible porque mi abuela está muerta y no podría estar aquí.

Oraciones condicionales del tercer tipo
Este tipo de oraciones expresan una condición pasada de realización imposible y, por lo tanto, irreal.

Si + pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo + condicional compuesto o pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo.
Si hubieras llegado temprano, habríamos cenado juntos.
Si hubieras llegado temprano, hubiéramos cenado juntos.

El ejemplo describe una situación pasada que ya no puede cambiarse: no llegaste temprano y, por lo tanto, no pudimos cenar juntos.

Combinación del tipo 2 y 3

Si + pretérito imperfecto del subjuntivo + condicional compuesto
Si María fuera más responsable, habría conseguido el ascenso que buscaba.

Si + pretérito imperfecto del subjuntivo + pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo
Si María fuera más responsable, hubiera conseguido el ascenso que buscaba.

En esta oración se combina una condición presente, que María sea más responsable (que no lo es), con una acción pasada que no se realizó: conseguir el ascenso.

Si + pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo + condicional simple
Si ayer hubiera ido a mi clase de yoga, hoy no estaría tan contracturada.
En este ejemplo se combina una condición pasada que no se realizó (ir a la clase de yoga) y una posibilidad presente irreal (no estar contracturada).

Si hubiera estudiado más, pasaría el examen.
Aquí se combina una condición pasada que no se realizó (estudiar más) y una posibilidad futura poco probable (pasar el examen).


domingo, 17 de diciembre de 2017

Uso de las preposiciones de, desde, a, hasta


Las preposiciones de, desde, a y hasta marcan un límite inicial y final en el espacio y en el tiempo.

Origen espacial
Tanto la preposición de como desde introducen el origen o límite inicial de un movimiento. La diferencia principal entre ambas preposiciones es que desde mide una trayectoria o una extensión espacial a partir de su inicio y hasta otro punto determinado.
a) Vengo de casa.
b) Vengo desde casa.
La oración a) expresa que hay un espacio (casa) del que nos hemos alejado, mientras que en b), además de la idea de alejamiento de un espacio, hay también un significado de extensión de la trayectoria y de casa como punto de inicio del movimiento.

Entonces, en los contextos en los que se excluye la extensión puede aparecer solo de (c), mientras que en los que implican extensión puede aparecer solo desde (d).
c) Soy de Perú.
d) Observaba la ciudad desde la ventana.

Límite temporal inicial y final
Las preposiciones desde y hasta sirven para introducir el límite inicial y final, respectivamente, no solo de un movimiento en el espacio sino también en el tiempo. Así, desde mide una extensión temporal a partir de su inicio y hasta otro momento determinado. Por lo tanto, es compatible solo con eventos no puntuales. Para indicar el límite inicial de un evento puntual se usa la preposición a (comienza a las diez).
Está estudiando desde las ocho.
Están llegando noticias sobre el terremoto desde ayer.

Desde y hasta introducen tres complementos de límite temporal
  • Desde/hasta + sintagma nominal o adverbial de tiempo: desde hoy, desde el martes; hasta las cinco, hasta el domingo.
  • Desde/hasta + hace + cantidad de tiempo: desde hace dos semanas; hasta hace una hora.
  • Desde/hasta + que + oración: desde que me divorcié, desde que llegaste.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Margen: ¿femenino o masculino?


Margen es un sustantivo de género ambiguo y cambia el sentido según adopte la forma masculina o femenina. 

Es masculino cuando se refiere al “espacio en blanco dejado alrededor de una página”, como cuando decimos lo escribí al margen y en sentido metafórico, en la expresión al margen de lo que acordamos, puede haber otra forma. 

Es femenino cuando alude a la “orilla de una corriente de agua”: alcanzamos la margen derecha del río.

Margen no lleva tilde porque es una palabra grave terminada en n.